Asesórate bien antes de presentar tu declaración si has estado en ERTE en 2020

La campaña de declaración de la renta del ejercicio 2020 tiene como una de las novedades más reseñables que muchas de las personas que hayan estado incluidas en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) están obligadas a declarar, pues la normativa fiscal que fija el límite de 22.000 € al año para no tener obligación de declarar los rendimientos de trabajo, establece que esta cantidad debe proceder de un único pagador. Esta situación se altera al contar las personas afectadas por ERTE con dos pagadores: la empresa y el  Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Solo estarán libres de hacer la declaración aquellos que hayan recibido por el segundo pagador un importe inferior a 1.500 € o, si supera esta cantidad, cuando los rendimientos totales no excedan de 14.000 €.

El problema para los trabajadores y trabajadoras afectadas es que el SEPE ha realizado retenciones mínimas sobre los pagos y la regularización de esos ingresos puede suponer que muchos tengan que pagar entre 800 y 1.000 euros más.

Por eso, si estás en esta situación, es fundamental que te asesores bien antes de presentar tu declaración.

Cuenta con Laufer para ello!

Y, como siempre, ante cualquier duda contacta con nosotros.