El registro retributivo será obligatorio para las empresas de más de 50 trabajadores a partir de abril de 2021

El Consejo de Ministros aprobó, el pasado 13 de octubre, el Real Decreto 902/2020, que desarrolla la obligación de las empresas de garantizar la igualdad sobre el principio de transparencia retributiva.

La norma obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a contar con un registro que incluya los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de las plantillas desagregadas por sexo y distribuidos por grupos profesionales, categorías profesionales o puestos de trabajo iguales o de igual valor. El objetivo es advertir si existe hipervaloración o infravaloración del puesto según el género. El registro retributivo debe abarcar a toda la plantilla, incluido el personal directivo y los altos cargos.

Se ha establecido un plazo de adaptación a la norma de 6 meses –hasta abril de 2021-.

El Gobierno aprobó, también con fecha 13 de octubre, otro Real Decreto en materia de igualdad laboral, el RD 910/2020, en el que especifican los contenidos mínimos que deben tener los Planes de Igualdad en las empresas. Entre ellos figura la obligación de incorporar una auditoría retributiva

► Y, como siempre, ante cualquier duda contacta con Laufer.