Nuevas medidas para autónomos: exención de cotizaciones y prórroga de prestación hasta septiembre

El  Real Decreto-ley 24/2020, de 26 de junio profundiza en las iniciativas excepcionales adoptadas para hacer frente a la crisis del Covid-19, con medidas sociales (ERTES) y otras disposiciones, como la constitución del fondo español de reserva para garantías de entidades electrointensivas.

Incluye además dos importantes medidas dirigidas a los trabajadores autónomos, que son las que queremos destacar en este post. Se trata de las exenciones en las cotizaciones, hasta septiembre, y de la prórroga de la prestación extraordinaria por cese de actividad, también hasta septiembre.

Así, establece (art. 8) que a partir del 1 de julio de 2020, los autónomos que vinieran percibiendo la prestación extraordinaria por cese de actividad prevista en el Real Decreto-ley 8/2020, tendrán derecho a una exención de sus cotizaciones a la Seguridad Social y formación profesional con las consiguientes cuantías:

  • a) 100 por cien de las cotizaciones correspondientes al mes de julio.
  • b) 50 por ciento de las cotizaciones correspondientes al mes de agosto.
  • c) 25 por ciento de las cotizaciones correspondientes al mes de septiembre.

En cuanto a la prestación, el artículo 9 dispone que los trabajadores autónomos que vinieran percibiendo hasta el 30 de junio la prestación extraordinaria por cese de actividad, podrán solicitar la prestación por cese de actividad siempre que concurran los requisitos establecidos por la norma. El acceso a esta prestación exigirá acreditar una reducción en la facturación durante el tercer trimestre del año 2020 de al menos el 75 por ciento en relación con el mismo periodo del año 2019, así como no haber obtenido durante el tercer trimestre de 2020 unos rendimientos netos superiores a 5.818,75 euros.

Para determinar el derecho a la prestación mensual se prorratearán los rendimientos netos del trimestre, no pudiendo exceder de 1.939,58 euros mensuales.

En el caso de los trabajadores autónomos que tengan uno o más trabajadores a su cargo, deberá acreditarse al tiempo de solicitar la prestación el cumplimiento de todas las obligaciones laborales y de Seguridad Social que tengan asumidas. Para ello emitirán una declaración responsable, pudiendo ser requeridos por las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social o por la entidad gestora para que aporten los documentos precisos que acrediten este extremo.

Esta prestación podrá percibirse como máximo hasta el 30 de septiembre de 2020.

 Como siempre, ante cualquier duda,  contacta con Laufer.