Sanciones por presentación de declaraciones fiscales fuera de plazo

La presentación de las declaraciones fuera de plazo acarrea una sanción por cada uno de los impresos presentados, cuyo importe variará en función de si la declaración presentada sale con resultado a ingresar o no, del tipo de declaración y si hacienda ya te ha requerido o no. Estas sanciones tienen reducciones si se pagan en plazo, por lo que su importe final dependerá, no solo del tipo de declaración, sino del tiempo que se tarde en pagarla. 

1. Si la declaración sale a pagar
  • Presentación de declaraciones CON REQUERIMIENTO PREVIO

Esta infracción conlleva una sanción de entre el 50 y el 150% del total de la deuda y puede graduarse.

Además, se establece una serie de reducciones:

  • Reducción por conformidad: reducción del 30% si aceptas la sanción impuesta.
  • Reducción por pago: Reducción del 25% (una vez aplicada, si procede, la reducción por conformidad) si se ingresa la sanción en el período voluntario de pago señalado en la notificación.

Si se presentan las declaraciones y no se pagan, se generará un recargo sobre el importe a pagar:

  • Presentación de declaraciones SIN REQUERIMIENTO

En este caso no se trata de una sanción si no de un recargo sobre el importe a pagar, que dependerá del tiempo que ha pasado desde que terminó el período voluntario.

  • Dentro de los 3 meses siguientes al término del plazo establecido para la presentación e ingreso, el recargo será del 5%.
  • Entre los 3 y 6 meses, el recargo será del 10%.
  • Entre los 6 y 12 meses, el recargo será del 15%
  • A partir de 12 meses, el recargo será del 20 %. En estos casos, también se exigirán los intereses de demora (3,75 %) por el periodo transcurrido desde el día siguiente al término de los 12 meses hasta la presentación de la declaración.

 Además, el recargo notificado por declaración extemporánea se reducirá en un 25% (art. 27.5 LGT) si se ingresa en periodo voluntario (o si se solicita un aplazamiento y se atiende en el plazo concedido) y si no se recurre.

2. Si la declaración sale negativa

La sanción consistirá en una multa de 200 euros.

Si la declaración fuera de plazo es informativa (modelo 390), la sanción será 20 euros por cada dato o conjunto de datos que hagan referencia a una misma persona o entidad, con un mínimo de 300 euros y un máximo de 20.000 euros.

Si pagas la sanción en el plazo establecido en la notificación, se aplicará una reducción de 25%.

Si las autoliquidaciones o declaraciones se presentan fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración tributaria, las sanciones se reducirán a la mitad.

 Como siempre, ante cualquier duda,  contacta con Laufer.